Innovation

  — Historia de MIPS

MIPS en números

103

Marcas asociadas

 

583

Modelos de casco con
MIPS BPS en su interior

 

14.200.000+

Capas de MIPS BPS fabricadas

La historia de MIPS

Hans von Holst es un neurocirujano y profesor emérito sueco que ha dedicado su vida profesional al estudio de las lesiones de la cabeza. En sus investigaciones advirtió que la protección ante las lesiones cerebrales era inadecuada. En 1996 comenzó a explorar la relación entre las lesiones cerebrales y el diseño de los cascos.

 

En colaboración con Peter Halldin, investigador de la Real Universidad Politécnica de Suecia, desarrollaron una revolucionaria tecnología en lo relativo a la metodología de diseño y fabricación de los cascos que resultaría en una significa mejora en la protección del cerebro.

Una revolucionaria tecnología

Su objetivo era lograr una protección mucho mejor contra los traumas por movimiento rotatorio más comunes, pero menos investigados, en los que la cabeza sufre un impacto oblicuo en lugar de “directo” (impacto radial recto). En consecuencia, empezaron a desarrollar una investigación pionera que replicaba los accidentes de la vida real. Con su enfoque innovador no tardaron en sacudir los cimientos de la tecnología tradicional en el ámbito de los cascos, que se había edificado sobre el modelo de impacto radial recto, menos común.

 

A resultas de su labor, Hans y Peter descubrieron que el deslizamiento relativo entre dos capas o superficies de baja fricción de un casco podía reducir las lesiones por movimientos rotatorios. Tras varios años de investigación, ensayos y desarrollo introdujeron la innovación ahora conocida como MIPS, acrónimo inglés de “sistema de protección contra impactos multidireccionales”. Esta tecnología única sobre cascos ofrecía un nivel de protección superior del cerebro. Como consecuencia de su trabajo, se revisaron los requisitos legales y regulaciones en materia de cascos.

A escala mundial

La tecnología MIPS añade protección a todo tipo de cascos: de ciclistas, esquiadores, motociclistas, pilotos de automovilismo y demás deportes y actividades asociadas al uso de casco. MIPS presta también asistencia dentro de los sectores de la construcción y profesional, mejorando la seguridad de los cascos de los obreros.

 

MIPS es una marca-ingrediente que se apoya primordialmente en sus marcas de casco asociadas para concienciar y generar demanda entre minoristas y consumidores. Actualmente, el 80% de las marcas de casco líderes a nivel mundial se han aliado con MIPS en pro de una mayor protección.